Coste total de propiedad

He aquí la razón por la que tenemos en cuenta el coste total de propiedad en el diseño y el desarrollo de nuestros vehículos desde el principio. Desde los costes de seguro, servicios y depreciación hasta la eficiencia de consumo y emisiones CO2, nuestros rigurosos estándares garantizan que los costes de mantenimiento de su vehículo sean los más competitivos del mercado.

 

Servicio, mantenimiento y reparación

El segundo gasto en importancia relacionado con el mantenimiento de una flota, después de la depreciación, son los costes de servicio, mantenimiento y reparación (SRM)*.  

Por ello, cada generación de vehículos Jaguar Land Rover trata de reducir los periodos de mantenimiento y servicio mediante el uso de nuevas tecnologías y lubricantes sintéticos.  Nuestros vehículos han sido igualmente diseñados para ofrecer plazos más largos entre revisiones y facilitar su mantenimiento, lo que permite reducir los costes totales de propiedad.  

*Fuente: Impuesto europeo